jueves, 28 de abril de 2011

Déjame ser

Déjame ser el dulce consuelo de tu amargo corazón,
dejame demostrar todo mi amor,
no temas, no escapes de mi pequeño manantial
lleno de un sincero amar,
déjame bañarte con esa agua pura
que se deslizará por la sombra de tu pesar
llevándote a una primavera absoluta,
llenándote de una gran felicidad

1 comentario: