viernes, 4 de mayo de 2012

Reencuentro

Tanta lágrima y anhelos derramados,
tanta emoción y sensibilidad contenidas;
en mágico vuelo ha llegado vida mía,
nuestro reencuentro tan ansiado.

Deja que mis dulces palabras te arrullen
cual armonioso canto de áureo ruiseñor,
abrazarte hasta que la distancia se derrumbe
en esta inmensa alegría, punto final del dolor.

Deja que mis sentidos recorran tu cuerpo
hasta anidar en tus labios un beso eterno
que deje grabado a puro sentimiento
la incontenible pasión que por ti siento.

Déjame olvidarme del mundo en tus brazos
y que sean historia las grises tardes del hastío.
Sentir tu corazón latiendo junto al mío
y en cada latido decirte ¡Cuánto Te Amo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario