domingo, 27 de mayo de 2012

Amor callado

Amor callado, que jamás se queja;
amor que, en la discreta madrugada,
sólo acierta a poner, junto a tu reja,
la ilusión de una estrofa perfumada.

Amor de un alma taciturna y vieja;
amor que es como música olvidada,
que tiene azul resignación de oveja,
que lo dá todo y no pide nada.

Amor es eso, amar como te amo,
sin medir tu desdén, sin que un reclamo
haga que el alma de esperanza estalle.

Amor sin arrebatos y sin ruido,
que espera que tu hogar esté dormido
para pasar entonces por tu calle.

domingo, 20 de mayo de 2012

Amor eterno

Podrá nublarse el sol eternamente;
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.

jueves, 10 de mayo de 2012

Poema de la espera.

Yo sé que tú eres de otro y a pesar de eso espero.
Y espero sonriente porque yo sé que un día
como en amor, el último vale más que el primero
tu tendrás que ser mía.

Yo sé que tu eres de otro pero eso no me importa.
Porque nada es de nadie si hay alguien que lo ansía.
Y mi amor es tan largo y la vida es tan corta
que tendrás que ser mía.

Yo sé que tu eres de otro.
Pero la sed se sacia solamente en el fondo de la copa vacía.
Y como la paciencia puede más que la audacia
tu tendrás que ser mía.

Por eso en lo profundo de mis sueños despiertos
yo seguiré esperando porque se que algún día
buscarás el refugio de mis brazos abiertos
y tendrás que ser mía.

viernes, 4 de mayo de 2012

Reencuentro

Tanta lágrima y anhelos derramados,
tanta emoción y sensibilidad contenidas;
en mágico vuelo ha llegado vida mía,
nuestro reencuentro tan ansiado.

Deja que mis dulces palabras te arrullen
cual armonioso canto de áureo ruiseñor,
abrazarte hasta que la distancia se derrumbe
en esta inmensa alegría, punto final del dolor.

Deja que mis sentidos recorran tu cuerpo
hasta anidar en tus labios un beso eterno
que deje grabado a puro sentimiento
la incontenible pasión que por ti siento.

Déjame olvidarme del mundo en tus brazos
y que sean historia las grises tardes del hastío.
Sentir tu corazón latiendo junto al mío
y en cada latido decirte ¡Cuánto Te Amo!