jueves, 30 de abril de 2015

Tu mirada

Tu mirada me abruma,
 Me hace perder la cordura
, Tú eres la cura, mi cura,
 El colirio que me ayuda,
 A ver la vida llena de hermosura
 Adorable como un infante dormido
 Inquietante cual río bravío,
 Dulzura y travesura diviso,
 Cuando tus ojos posan en los míos.
Hay algo en tu mirada que doblega,
 Borra en todo ser de un solo tiro,
 La tristeza o rabia que lleve de abrigo,
 Al apreciar tu belleza que embelesa.
 Más no te confíes de su ternura,
 Porque su mirada también es dura,
 Cuando se enfrenta a la amargura
 O algún extraño mal que la tortura.
 Porque sus ojos no se amilanan,
Ante ninguna amenaza,
 Por mas difícil que parezca,
O gigante sea el problema,
Tu mirada siempre lucha y se revela.
Tu mirada penetra mi alma,
 Despiertas mis energías y mis ganas,
 Y a la vez se siente una calma,
 La que se siente cuando se está con quien se ama.